Seleccionar página
Romería del Cristo Amarrado a la Columna de Jumilla

Romeria del Cristo Amarrado a la Columna

Devoción, naturaleza y solemnidad en este traslado de nuestra imagen más icónica

Traslado y romería del Cristo Amarrado a la Columna

Romería de bajada del Cristo Amarrado a la Columna

Desde 1848

La Bajada del Cristo Amarrado a la Columna (Francisco Salzillo, 1756) para su participación en la Semana Santa, se lleva a cabo desde 1848 en la tarde de Domingo de Ramos. La venerada imagen, es portada a hombros desde el Convento franciscano de Santa Ana hasta la Iglesia Mayor de Santiago, permaneciendo en ella, hasta el segundo domingo de mayo, en que de nuevo se vuelve a subir en romería al Convento.

Un evento entrañable en el que participan gran número de personas de Jumilla y otras poblaciones.

Atardecer con el Cristo Amarrado a la Columna
Rostro del Cristo Amarrado a la Columna
Romería del Cristo Amarrado a la Columna de Jumilla

A. J. Bleda.

La obra de Salzillo

Cristo Amarrado a la Columna

Cristo Amarrado a la Columna. Juan Canicio.

Historia del Cristo Amarrado a la Columna

En la segunda quincena del mes de junio de 1756 se recibe en el convento franciscano de Santa Ana del Monte de Jumilla, de la Custodia de San Pascual Bailón, del Reino de Murcia, un rescripto a la atención del Padre Guardiola, guardián del Convento, en la que se enumeran las Indulgencias concedidas por el Nuncio Spínola en Madrid, Diócesis de Toledo, el 15 de Junio de 1756. Entre ellas, figura una indulgencia de ochenta días para quién rezase un credo ante la imagen del Cristo Azotado («ante imaginem Christi vapulati»). Este dato confirma que al menos a partir de la segunda quincena del mes de Julio de 1756 la imagen del Cristo Amarrado a la Columna, no solamente está realizada sino que ya se encuentra en el Convento.

El Padre Riquelme  atribuye al padre Manuel Guardiola la autoría del encargo y fecha éste alrededor de 1755 o como muy tarde a principios de 1756, según se recoge en sendas citas del Padre Francisco García de Haro, en cuyos folios 52 y 69 alude a la imagen, en éste último:  «Año 1756. Siendo Guardián el P. Manuel Guardiola se trajo la imagen del santo Ecce Homo que costó 1500 rls. La hizo en Murcia D. Francisco Salzillo, célebre escultor, pero caro».

En 1848, la imagen es bajada del convento de Santa Ana para participar en los desfiles procesionales, siendo el corazón de la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Nazareno.

Texto del libro Escultores e imagineros en la Semana Santa de Jumilla. Jumilla 2009. Isidora Navarro Soriano y Santiago Rodríguez López.

Cristo Amarrado a la Columna

Cristo Amarrado a la Columna. Juan Canicio.

Francisco Salzillo

Francisco Salzillo

Francisco Salzillo y Alcaraz (Murcia, 1707-1783) fue un escultor barroco español, considerado como el más representativo imaginero del siglo xviii español y uno de los más grandes del Barroco. Salzillo se dedicó en exclusiva a la temática religiosa y supo transmitir a su estilo los cambios que se fueron produciendo durante el siglo xviii, lo que se vio plasmado en una escultura de transición hacia el rococó y el neoclasicismo,​ así como en diversos cambios que se fueron produciendo en el taller que heredó de su padre, el también escultor e imaginero Nicolás Salzillo.

Su vida transcurrió enteramente en Murcia. Hoy día cuenta con un museo dedicado a su obra, el Museo Salzillo, que alberga algunas de sus obras más características, como el belén o los ocho pasos que procesionan el Viernes Santo en la llamada procesión de los Salzillos.

Fuente: Wikipedia.

Jumilla Accesible

Jumilla Accesible

Vídeos de lenguaje de signos y voz en off.

Móvil toca dedo

Visitas virtuales

Conoce Jumilla desde tu dispositivo móvil o de escritorio.

Icono información

Información de utilidad

Horarios, direcciones, teléfonos y sitios web

Síguenos en: